Piezas de segunda mano

Son muchos los que están poniendo un poco más de empeño en cuidar su coche que antes, procuran ir cambiando piezas de común desgaste por uso o kilometraje. La opción de buscar un vehículo nuevo no es tan factible y esto orilla a muchos a procurar las maneras de ahorrar, la más popular es comprar piezas de segunda mano. Pero para estar seguros, lo mejor es acudir a un desguace profesional que son los que cumplen con la normativa vigente.

Partes de mayor venta

 Elementos del frontal: los faros, guardabarros y aletas delanteras, son las más buscadas por ser las que mayor daño reciben en los accidentes en carretera. Generalmente, la zona delantera del coche, o el morro como le llaman algunos, es la que se lleva la peor parte. Aunque los elementos delanteros actualmente son más flexibles y son diseñados pensados para recibir impactos, igualmente sufren desperfectos y tienen que ser cambiados.

Motores: son las segundas piezas con más demanda en los desguaces, al ser un componente altamente caro por el número de partes que lo conforman, son muy pocos los que compran uno nuevo. Por ello es importante revisarlo muy bien antes de comprarlo, el hecho de que se vea en óptimas condiciones no quiere decir que lo esté.

Capó: sea cual sea el accidente este acaba golpeado, flojo o destruido. A pesar de ser una pieza sencilla, algunos traen características muy especiales que no permiten adaptarse fácilmente a otro coche.

Hay otras partes que son muy difíciles de conseguir, por lo que muy pocos las buscan, dando por hecho que no las hallarán. Son recambios que pertenecen a modelos de coches muy modernos, sobre todo si son modelos híbridos eléctricos o propulsados a gas. Las piezas antiguas también son muy duras de encontrar, bien sea porque se han agotado o el fabricante ya no las hace.

Una manera efectiva de estar un paso más delante que los demás, es valiéndose de Internet, hay miles de desguaces en línea que facilitan la búsqueda en menos tiempo que visitando cada uno en persona. Consulte en https://www.piezasdesegundamano.es donde tienen un amplio catálogo conformado por el inventario de diferentes empresas que trabajan en colaboración con ellos, puede buscar según la marca o la provincia que desee.

Algunas piezas difíciles de conseguir no se debe a que sean raras o descontinuadas, muchas son comunes, pero por ello tienen una demanda que sobrepasa su existencia.